Katlu home

¿Es posible pelar cebolla sin llorar?

picar_cebolla

 

Uff, podríamos decir que tenemos la respuesta, pero la de lágrimas que se ha derramado pelando y picando cebolla. Y claro, todos conocemos uno o más trucos “definitivos” para evitar esas lágrimas, trucos que a la hora de la verdad, con un cuchillo en la mano delante del tubérculo maldito, no acaban de funcionar y acabamos como siempre: llorando.

 

Te damos unos cuantos que conocemos, a lo mejor encuentras el que funciona de verdad:

  •  Cortarla cuando la cebolla esté muy fría, casi congelada. Se puede meter una hora antes de usarla en el congelador.
  • Mojar el cuchillo con agua fría (o vinagre) frecuentemente mientras cortamos la cebolla: otra vez el frío, a lo mejor es verdad que no le gusta a la cebolla y llora ella en vez de nosotros.

  • Pelar la cebolla cerca de la campana extractora de humos encendida o en un sitio con corriente de aire. La idea es que con el aire conseguiremos apartar el ácido que se libera al picar la cebolla, lo que nos hace llorar.

  • Mantenerla debajo del grifo mientras la cortamos

  • Partir la cebolla en trozos grandes y remojarla en agua hirviendo minutos antes de cortarla: o sea, pasamos de asustar a la cebolla con el frío a intentarlo con el calor…

  • Cuidado con éste (a lo mejor lloras de risa al verte): usar gafas de buceo. Aunque ya se venden unas especiales para cortar cebolla sin llorar.

 

Seguro que tú también tienes tu truco

Share: