Katlu home

Asusta al pulpo para que quede tierno al cocerlo

pulpoHay varias maneras de preparar el pulpo para que la carne quede tierna. Seguramente la que todos recordamos, porque es una situación un tanto extraña, es la de “pegar” al pulpo para ablandarlo… Hay otra manera, aunque tampoco es muy civilizada, ¡en vez de pegarle tenemos que asustarlo!

¿Y cómo se asusta un pulpo?: ponemos agua suficiente en una olla como para poder sumergir el pulpo por entero. La llevamos a ebullición y cuando el agua ya haga “burbujitas” introducimos y sacamos el pulpo rápidamente del agua cinco o seis veces. Después ya lo podemos dejar cocinando en ese agua, sin añadir sal (le podemos poner unas hojitas de laurel)

Para saber cuándo está cocinado ponemos a cocer a la vez en la misma olla una patata mediana (para un pulpo de 1,5 kg.): el pulpo estará cocido cuando lo esté la patata, serán unos 25 minutos. Sobre todo, cuando esté listo tenemos que sacar enseguida el pulpo del agua y enfriarlo para que no siga cociéndose con el calor residual.

¿Y de qué sirve asustarlo?

Las fibras musculares de los pulpos se encuentran superpuestas las unas a las otras y reforzadas y endurecidas por el colágeno y tejido conjuntivo (entre tres y cinco veces más que cualquier pescado). Al cocerlo se produce una contracción del colágeno que contienen los músculos lo que produce que el pulpo quede duro. Al “asustarlo” lo que estamos haciendo es romper el colágeno con los cambios bruscos de temperatura, por eso nos quedará tierno.

Pobre pulpo, cuánta violencia para ablandarlo…

Share:

  • Joxean

    Yo no tengo problemas para asustarlo…
    Solo tengo que obligarle a mirarme a la cara.